15 abril, 2024
Sociedad

Reabrirán la confitería La Giralda y el bar La Ideal

Muy pronto volverán a abrir sus puertas las confiterías míticas de la Ciudad de Buenos Aires, La Giralda y La Ideal.

El estudio de arquitectura que realiza la restauración de ambos locales es el mismo, quienes también realizaron la remodelación del clásico bar Iberia, el café La Paz y el Petit Colón.
El estudio de arquitectos Pereiro, Cerrotti & Asociados tomó el trabajo de remodelar las confiterías, pero en el caso de La Ideal, ubicada en Suipacha al 300, demorarán un poco más, ya que es un trabajo más grande de lo que podían suponer en un primer momento.

Ambos son bares notables de la ciudad Buenos Aires, y continúan siendo sitios de interés cultural para los porteños y turistas, tanto de Argentina como del exterior. Realmente son una verdadera tradición.
Primero, se dio a conocer que la Confitería La Giralda reabrirá en el mes de febrero. Por otro lado, el bar La Ideal, está provisto que reabra sus puertas en el mes de agosto, luego de haber pasado cuatro años de puesta en valor.

El Arquitecto Adrián Brudner, contó a un medio de prensa que “Todo estaba oscurecido por el paso del tiempo y el humo. Las columnas y la boiserie estaban completamente negras. Los perfiles de los pisos, carcomidos. Para hacer espacio a la milonga, habían cerrado la apertura del techo de planta baja, que permitía que pasara la luz natural que entraba por la cúpula”.
El bar, con más de un siglo de historia y casi nada de restauración, implicará un trabajo fenomenal para los arquitectos. Desde reforzar estructuras viejas, volver a hacer de cero los pisos, techos y paredes, equiparlo con aires acondicionados, y restaurar parte del mobiliario como arañas y vitrales, son algunos de los trabajos a los que se enfrentan.

En el caso de los vitrales de La Ideal, se supo que ahora están siendo restaurados por un equipo comandado por Paula Farina Ruiz, quien es además quien se encargará de restaurar los vidrios de las confiterías del Molino y Las Violetas.
Farina Ruiz, en una entrevista señaló que “Lo que tienen de raro los vitrales de la cúpula es que, desde abajo, parecía que estaban todos los paños, pero en realidad en algunos había un acrílico con un vinilo que seguía el dibujo. Se ve que alguien los había sacado para restaurarlos, y quedó así”.

La tarea que lleve adelante puede llegar a ser desde una simple limpieza en el lugar, como la de tener que desmontar, remasillar, consolidar piezas rotas o rehacer faltantes. “Hubo que hacer de cero 11 paños de la cúpula. Otra cosa que nos dio trabajo fue el bombonero: tenía mucho hollín, laca que no era original, paños combados. Si hasta había gente que se metía adentro para bailar en fiestas que se hacían”, indicó Paula Farina Ruiz.

Related posts

CABA: “A fines de mayo vamos a ver si se puede flexibilizar algo”

Elizabeth Machado

CABA: Se realizó una carrera por la inclusión

Elizabeth Machado

Villa del Parque: hombre detenido e imputado del femicidio de su pareja

Elizabeth Machado